Contacto 965 800 000 |
605 201 064

Biti

7 consejos y claves para iniciarte en el e-commerce

Si deseas iniciar un e-Commerce debes saber que esta es una de las mejores herramientas existentes hoy en día para la promoción y venta de marcas en el duro mercado mundial.

El e-Commerce es un recurso válido para las grandes marcas y empresas, pero también para la consolidación de pequeños y medianos emprendimientos.

En esta era donde predominan los medios digitales, tener un buen plan de e-Commerce es clave para poder sobrevivir y crecer.

Por esta razón, antes de iniciar un e-Commerce es importante tener en cuenta los diferentes aspectos que pueden influir en el éxito o fracaso de tu proyecto. Por tal razón, te daremos algunos consejos que te ayudarán a iniciarte con buen pie.

Define objetivos medibles antes de iniciar un e-Commerce

Antes de iniciar un e-Commerce se deben definir cuáles son los objetivos a alcanzar en el corto, mediano y largo plazo. Es importante que estos objetivos estén acordes a la realidad del mercado y que además sean medibles.

Por ejemplo, es importante establecer tus objetivos en cuanto a ventas, campañas de promoción a realizar y la forma en que llevarás a cabo el marketing de sus productos y servicios.

También debes definir bien los períodos de tiempo que usarás en la medición de los resultados. Estos períodos pueden ser trimestrales, semestrales o anuales.

La idea es que puedas recoger suficiente información cada cierto tiempo, que luego usarás para analizar tu avance y definir donde se deben aplicar correcciones.

Construye tu lista de correos

El segundo consejo que te daremos es que desde el primer día procures construir una base de datos con los correos electrónicos e información de contacto de los clientes que visitan tu sitio de e-Commerce.

Es muy útil ofrecer la opción de suscribirse a un boletín periódico con información de tu marca, promociones y lanzamientos de nuevos productos o servicios.

Además, esta base de datos es importante para tu estrategia de marketing digital, pues te permitirá mantener un contacto con los clientes y atenderlos de forma personalizada.

Los boletines y correos electrónicos son valiosos para darles consejos personalizados y recomendaciones de compras a tus clientes. También puedes usarlos para ofrecerles ofertas o bonificaciones por compra cuando lo desees.

El contacto por email te ayudará mucho en tu objetivo de establecer un lazo de confianza y lealtad con los clientes.

Optimiza el servicio al cliente

Hay un viejo dicho que dice «el cliente siempre tiene la razón» y en el caso del comercio electrónico esto se cumple al pie de la letra.

Lamentablemente, un error que cometen muchos al iniciar un e-Commerce es pensar que el servicio al cliente solo se aplica en el comercio tradicional, donde hay un mayor contacto “cara a cara”.

Pero la realidad es que en el comercio electrónico el servicio al cliente es muy importante, pues entre otras cosas, de esto dependerá que se logre consolidar una relación de fidelidad y confianza en la marca.

El servicio al cliente en el e-Commerce no se limita solo a recibir quejas sobre un producto o servicio. En realidad es un proceso que debe priorizar la atención a las dudas o preguntas del cliente y el seguimiento a sus quejas o reclamos.

Por tal razón, debes incluir siempre la información de contacto de la empresa en tu web y crear un espacio para que los clientes puedan hacer preguntas, solicitar ayuda técnica o plantear sus dudas o reclamos.

El feed-back recibido a través del servicio al cliente no debe desperdiciarse. Es importante establecer políticas internas para que esta información se traduzca en una mejora de tus procesos y calidad del producto o servicio.

Como tip adicional te diremos que las redes sociales pueden ayudar a mejorar el servicio al cliente.  A través de las redes se pueden recoger impresiones positivas y negativas de los usuarios, que ayudarán a mejorar tu servicio y prevenir potenciales problemas.

Elabora una estrategia digital

Antes de iniciar un e-Commerce debes crear una estrategia de marketing digital que apunte a consolidar la marca y también a captar al cliente ideal para tu producto.

En pocas palabras, no hay posibilidad de éxito si no arrancas con una estrategia que te ayude a lograr un buen posicionamiento. De esto dependerá en gran parte que puedas cumplir con los objetivos del primer punto,.

Cuida el diseño de tu web

Así como una tienda física bien diseñada y decorada atrae más clientes, también ocurre lo mismo cuando los clientes visitan tu tienda virtual.

Debes dar mucha atención al diseño de tu portal de comercio electrónico. Este diseño debe facilitar el acceso a todos los productos o servicios que ofreces, presentar información detallada de forma fácil, y por supuesto, ser funcional y atractiva desde el punto de vista estético.

Antes de iniciar un e-Commerce debes diseñar al detalle tu página web, pensando en las imágenes, animaciones, música y contenido que deberá incluir para atraer el publico objetivo.

Es importante asegurarse que la página sea fácil de navegar y que los menús sean claros, pues esto asegura una  mejor experiencia al visitante y lo motiva a quedarse más tiempo en la página.

Cuida la mecánica del proceso de compra en línea

El objetivo final de tu proyecto de e-Commerce es la venta de productos y servicios, por lo que debes procurar que este proceso sea lo más fácil y transparente posible para el usuario de tu página.

Debes cuidar que las imágenes e información sobre cada producto sean claras y completas, así como también el precio y las condiciones de venta, si las hubiera.

Así como los clientes valoran la posibilidad de recibir descuentos y promociones, también castigarán a los portales que los engañen con recargos ocultos o falsas rebajas.

Por tal razón, debes cuidar que los precios, tarifas y recargos estén claramente señalados antes de hacer la compra final. Y no olvides que los clientes valoran que el proceso de compra sea sencillo y rápido.

Y por su puesto, cuida que la información sobre condiciones de envío y políticas de devolución esté disponible y sea fácilmente visible.

Cuida la seguridad de tu e-Commerce

Todo proyecto de e-Commerce debe garantizar la protección de la información personal suministrada por el cliente durante el proceso de compra.

Por tal razón, debes elegir e implementar en tu sitio un buen sistema de seguridad que proteja los datos personales de los clientes, así como los de tu compañía.

Elabora y aplica un buen conjunto de políticas de privacidad e incorpora mecanismos electrónicos que aseguren la encriptación de la información personal del cliente.

Además, deben contar con protocolos de seguridad que impidan el acceso de terceros y protejan cada transacción electrónica. Es recomendable que utilices plataformas de pago confiables y reconocidas, como PayPal y similares.

Por último, recuerda guiar al cliente de forma sencilla en cada paso para realizar su compra y dejar en claro cómo le enviarás su producto o recibirá el servicio.Con estos sencillos consejos puedes iniciar un e-Commerce y empezar a captar clientes fieles a tu marca. Verás que en poco tiempo serán fieles a tu marca y tendrás buen camino en tu proyecto.

Utiliza un buen ERP para la gestión de tu e-commerce.

La gestión de los pedidos, stocks, proveedores, compras, facturación y el resto de actividades relacionadas con el día a día de tu e-commerce deben estar perfectamente automatizadas.

Para ayudarte a ello, cuentas en el mercado con soluciones de software ERP en la nube como la de Biti. Un programa de gestión integral adaptado a las necesidades de un e-commerce. Este programa ha sido desarrollado con la colaboración de clientes adaptando así mucho mejor las necesidades al usuario real.